martes, 28 de abril de 2009

Cuinique

El pasado jueves 23 de abril, tuvimos en vivo al grupo Cuinique que tocó son planeco (o mariachi antiguo).

Conjunto de mariache o mariachi antiguo, se le llamaba “conjunto de arpón” a las solidarias cuerdas de arpa, violines, vihuela y guitarra de golpe o “colorada”. Este conjunto predominante en una región sin límites culturales, pero delimitada políticamente en tres estados: Jalisco, Colima y Michoacán. En este último se le conoce como conjunto de arpa grande.

En cuanto a la forma musical general, es en estrofas con un estribillo y una introducción instrumental que también puede intervenir repetida exactamente o en forma modificada entre los versos del canto.

La forma literaria es la "copla", normalmente cantada con repeticiones de líneas de manera de permitir su expansión de unas cuatro líneas usuales de ocho silabas cada una, con rima o asonancia en las últimas sílabas de las líneas segunda y cuarta, a variantes de cinco, seis e incluso ocho líneas. El contenido literario de estas coplas trata casi universalmente de mujeres y amor, y con frecuencia está bastante disimulado en dobles sentidos.

Como un tipo de danza, el son es zapateado, por lo menos en secciones; es un baile de pareja, y en ocasiones se ejecuta sobre una plataforma elevada de madera llamada tarima; la cual opera por sí misma como una especie de instrumento musical amplificando el sonido del rápido movimiento de los pies en el zapateado y haciendo audibles los contrarritmos y evoluciones en la danza que pueden ser complementos importantes de la música del conjunto instrumental.

Normalmente la danza es un baile de cortejo, simulando hombres y mujeres un coqueteo alterno.

Aunque la ciudad de Apatzingán es el centro político y económico de la región (el Valle de Apatzingán, la Olla de la Tierra Caliente, la Cuenca del Tepalcatepec), varios municipios comparten la tradición sonera y valonera del Conjunto de Arpa Grande. Agrupaciones de este tipo hay en Aquila, La Huacana, Ario, Coalcomán, Aguililla, Tepalcatepec y otros municipios de la región y más lejos aún, como Artega y la zona costera.

Existe un amplísimo repertorio de sones tierracalenteños, conocidos popularmente como sones calentanos y, por ser oriundos de la planicie apatzinganeña, como sones planecos. El son planeco tiene su fuerza en la tradición campesina, donde música, danza, vestuario, comida, bebida, religiosidad y fiesta son un todo indisoluble. Sacar al son de ese contexto es disminuir su vitalidad, aunque en cualquier tarima del mundo puede mostrar las virtudes de su sonoridad y la armonía de su dotación instrumental, donde se fusiona el mestizaje de México con la influencia del golpeteo y síncopa africanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada